Aprobado general. ¿Suspenso de educación?

30/06/2020.-

Termina junio, empieza el verano y ya tenemos las notas, los chicos y las chicas pueden descansar, de la tarea rara y compleja a la vez que de haber tenido que hacer deberes y exámenes desde casa. En Puente y Villa de Vallecas hemos estado trabajando con 658 menores apoyados por el programa #CaixaProinfancia  para hacer un refuerzo educativo de las tareas escolares. 

Ha sido una tarea heróica haber podido hacer esta tarea en las fases de aislamiento que hemos vivido; madres, padres, profesoras,  alumnos y educadores hemos realizado una muy difícil tarea de apoyo escolar para que menores en desventaja social pudieran hacer sus tareas escolares y terminar el curso  desde casa como nunca hubieran pensando hacer en su vida.

Ya hablamos de algunos protagonistas en un artículo el pasado 4 de mayo, ahora madres como Ana y Carmen descansan de la difícil tarea de apoyar a sus hijos e hijas sin tener Wifi  o sin saber cómo entrar en las plataformas de educación que les proponen desde el colegio. También descansan Alberto, Leila y Manuel. Dejan  de estar pendientes de los deberes que les pasaban los profes directamente o a través de los educadores de las asociaciones.  Tanto madres, padres y alumnos han hecho un esfuerzo, un esfuerzo para el que no estaban avisados ni preparados, en el colegio no han sido entrenados para tener autonomía en el estudio ni para organizar sus tareas  en base a aprender desde plataformas de aprendizaje. 

El profesorado de los colegios ha sido claves para que algunos de nuestros participantes hayan podido seguir la clase o no, la profe Marta estaba en contacto con Silvia, la educadora, para hacer el seguimiento de las tareas,  no solo ha dependido de los profesores, hay colegios que han podido hacer  un seguimiento y dar clases on line y otros no han podido  o no tenían formación o medios.

Desde nuestra tarea  de hacer un trabajo complementario, desde las asociaciones que trabajamos el apoyo escolar desde #CaixaProinfancia, estamos muy satisfechas con el esfuerzo y el trabajo realizado, los educadores tanto Silvia, Paula, Jorge y muchos otros y otras han dedicado muchas horas  y toda su imaginación para atender a los grupos de menores en apoyo escolar. Desde el propio programa se ha podido adaptar a la educación 2.0 tanto en horario, metodología e incluso en dispositivos, que aunque no se ha llegado a todos, hemos conseguido más de 110 tablets para poder seguir las clases.

Podemos decir que la comunidad educativa ha respondido con todo lo que ha podido y en general hemos superado esta situación entre los propios alumnos, los padres y madres, profesorado y ongs que colaboramos en el refuerzo escolar…podemos decir que hemos aprobado en esfuerzo y dedicación.

… y en educación, ¿hemos aprobado en educación? Los estudiantes que venían con una desventaja educativa están mejor o peor, y como empiezan el próximo curso, este es un dilema que tenemos y es una reflexión para terminar este junio y encarar el próximo septiembre. 

Sabemos que desde la Consejería de Educación se está haciendo un plan adaptado (1); un plan específico personalizado de refuerzo educativo para adatar al alumnado en desventaja al curso 20/21. Es difícil pero estamos todas juntas en esta tarea. Nuestro punto de vista es que el modelo de educación debe incluir a todos  y todas los niños y niñas y este confinamiento se ha sufrido una doble desventaja; de desventaja social y económica y de brecha digital… y tal como decimos, aun así vamos allá, todo suma, somos positivos por naturaleza, estamos para ayudar... esperamos que los niños y las niñas también hayan sentido que sus madres, profesoras, educadoras estábamos para ayudarles.  Y no nos queda mucho más por ahora, se acabó el cole, y nos prepararemos para septiembre, y ahora  ya son vacaciones de verano… a disfrutar.

 (1). Instrucciones sobre medidas de refuerzo educativo.

Actualidad