Print this page

Un verano emocionante

27/07/2020.- 

“Hoy me siento genial. Estoy con Raúl, Alicia y Samu esperando a que llegue el bus. Llevo todo preparado; me he puesto la gorra del sol, el bañador, llevo la toalla en la mochila y la mascarilla puesta. Hoy nos toca excursión. Por fin, salimos del barrio y nos vamos a pasar el día fuera ¡Hoy podemos jugar con el agua!.

Este es el verano más raro de mi vida y solo tengo 11 años, pero nunca me había pasado estar tanto tiempo en casa encerrada sin ver a mis amigas, no me ha gustado. Por lo menos me han dejado venir a la asociación y participar en la colonia, a Laura sus padres no la han dejado por lo del virus. Estás semanas de verano son raras también, no hacemos los juegos de grupos grandes y estamos separados con mi monitora y los 9 de nuestro grupo. No nos abrazamos y la “moni” siempre nos dice que nos pongamos la mascarilla y nos da el gel todo el tiempo.

Me gusta que podamos hablar mucho entre nosotras. Como estamos juntos todo el tiempo en nuestro grupo hablamos de nuestras cosas y nos reímos un montón.  Ahora me siento feliz, en casa estábamos algo asustados, por eso me puse muy contenta cuando mis padres me dijeron que podía venir a la asociación.  Salimos de casa, del barrio, vamos en bus, o hacemos juegos en el parque y me encanta”.

 

Estos niños, niñas y adolescentes han podido participar en las colonias urbanas que anualmente realizamos desde las asociaciones de Vallecas dentro del programa CaixaProinfancia. Son actividades de tiempo libre que han permitido que más de 500 participantes disfruten de actividades durante este verano que facilita dos hechos; a los padres y madres trabajar sin que la conciliación sea otro problema, y a los niños y niñas poder participar en una serie de actividades organizadas y pensadas especialmente para ellos y ellas después de este tiempo de confinamiento. Todo el planteamiento de ocio que se desarrolla con estos chicos y chicas aprovecha los beneficios que aporta la educación no formal: refuerza el trabajo en equipo, la cooperación, mejora su autoestima, se potencian sus habilidades personales, se trabajan las emociones… Aspectos que se han tenido en cuenta para que a la vez que disfrutan del tiempo de juego al aire libre con sus amigos y amigas, puedan expresar cómo se han sentido, qué les ha pasado durante el confinamiento, si han entendido qué ha significado, qué consecuencias tendrá en la vida de todos y todas.

Y estas actividades no han acabado aquí, sigue habiendo grupos de chicos y chicas que van a continuar con sus actividades durante el mes de agosto e incluso lo que nos permita el mes de septiembre.

Estamos emocionados de que hayamos podido salir de casa de un modo seguro, adaptando las actividades para poder disfrutar de un ocio seguro y saludable. Esto ha permitido que por fin Ana y sus amigos hayan tenido:

¡¡un verano emocionante!!